Fertilizantes

Hay 842 productos.
Mostrando 1 - 24 de 842 artículos

Fertilizantes que alimentan nuestras plantas

Un fertilizante es una sustancia que sirve para alimentar al sustrato y activar la vida de los microorganismos que viven en él, fomentar el crecimiento de la planta y conseguir, en definitiva, que la tierra sea más fértil. Para completar su proceso vital y lograr un desarrollo sano, las plantas necesitan -además de agua y aire- doce nutrientes esenciales que deben aportarse regularmente y de manera equilibrada a través de abonos para plantas. Estos componentes químicos necesarios se clasifican en macroelementos y microelementos. Los macroelementos se miden en gramos y son el Sodio (Na), Potasio (K), Magnesio (Mg), Calcio (Ca), Fósforo (P), Azufre (S) y Cloro (Cl). Los microelementos son también importantes para la vida de las plantas, pero en cantidades más pequeñas y son el Zinc (Zn), Selenio (Se), Cobre (Cu), Flúor (F) y manganeso (Mn). Cada uno de ellos cumple una función específica: el Nitrógeno, por ejemplo, sirve para estimular el crecimiento vegetativo; el Potasio favorece la floración y fructificación; del Fósforo depende la arquitectura de la raíz, etc.

En todas las botellas y garrafas de fertilizantes aparecen las siglas NPK. La NPK seguida de tres números indica el ratio entre los tres nutrientes más importantes para las plantas: N de Nitrógeno, P de Fósforo y K de Potasio. Un abono con un NPK 4/2/3 contiene más nitrógeno que Fósforo y Potasio, por lo tanto, será indicado para el crecimiento. Un abono con un NPK 2/3/4 contiene más Fósforo y Potasio que Nitrógeno, por lo que será adecuado para la floración. La norma NPK es útil para averiguar en qué medida contienen estos tres elementos nutritivos los productos que compramos. De esta manera, podremos saber cómo dosificarlos según la etapa de vida de la planta.

Clasificación de los fertilizantes

A continuación vamos a llevar a cabo una clasificación de los fertilizantes teniendo en cuenta varios factores como son: la etapa vital de la planta; la composición, si son orgánicos o químicos; el medio de cultivo, si es coco, hidro o tierra; y por tipo, si se trata de alimento base, estimulador de crecimiento o floración, etc.

Según la etapa

Las plantas tendrán unas necesidades específicas según la etapa de la vida en la que se encuentran. A continuación explicamos de manera general, cuáles son esos requerimientos y cómo aportarlos:

  • Crecimiento: en esta fase las plantas requieren altas dosis de Nitrógeno y Sodio, por lo que usaremos abonos que los contengan. Normalmente notamos las carencias de estos componentes por la aparición manchas en las hojas de nuestras plantas. Sin embargo, es preferible que esto no llegue a producirse. En los primeros días de la germinación la planta no necesita ningún tipo de fertilizante. Podremos empezar a proporcionar una dosis baja de nitrógeno, cuando las raíces de nuestra planta se hayan desarrollado considerablemente y hayan adquirido cierta fuerza. Conforme la planta se vaya desarrollando, iremos aumentando la dosis hasta alternar riego abonado y riego sin abonar.
  • Floración: durante esta etapa la planta requiere Fósforo y Potasio, los nutrientes que posibilitan la formación y engorde de las flores. Cuando empiecen a aparecer las primeras flores de nuestra planta, comenzaremos a utilizar los llamados fertilizantes de floración. Éstos aportarán a nuestros cultivos los nutrientes necesarios para esta fase concreta de su desarrollo. Empezaremos proporcionándole una dosis baja para ir subiéndola progresivamente.

Según la composición

Todos los fertilizantes pueden ser de tipo orgánico o químico. A continuación describimos en qué consiste cada uno de ellos, para que lo tengas en cuenta a la hora de elegir los productos que necesitas para abonar tus plantas:

  • Orgánicos: proceden de animales, restos vegetales de alimentos, restos de cultivos de hongos comestibles u otras fuentes orgánicas. Son una de las mejores opciones para nuestro cultivo, ya que son los más naturales y dotan de un sabor excelente a nuestras flores. Existen muchos tipos de abonos orgánicos como son el compost, el humus de lombriz, el guano…

  • Químicos: están formados por sustancias químicas como insecticidas o pesticidas que tienen la finalidad de proteger a las plantas de las posibles plagas que puedan aparecer. Los compuestos químicos aplicados en los fertilizantes son efectivos, pero están causando graves problemas medioambientales. Entre los fertilizantes químicos encontramos fertilizantes minerales convencionales, organominerales, abonos foliares, etc.

Fertilizantes orgánicosFertilizantes químicos
Producto final con mayor potenciaMás fácil obtener buenos resultados
Mejora la calidad del sueloEmpeora la calidad del suelo
Menor riesgo de sobrefertilizaciónliberan los nutrientes de manera inmediata
EcológicosNo ecológicos

Según el medio de cultivo

Existen diferentes tres tipos de medios de cultivo en los que podemos plantar semillas: tierra, coco e hidropónico. Cada uno de ellos implica una manera de cultivar diferente, así como el uso de fertilizantes específicos. Es importante recordar que hay abonos que funcionan para varios medios de cultivo, por ello es recomendable leer las etiquetas de los productos antes de su adquisición o uso. A continuación vamos a describir las características principales de cada medio de cultivo:

  • Tierra: es el medio de cultivo más popular entre los agricultores y el más recomendado si somos jardineros noveles. La tierra se compone de minerales, materia orgánica, aire y agua. Este medio permite cultivar tus plantas en macetas o directamente en el suelo. Si cultivamos en macetas, podremos controlar el crecimiento y desarrollo de las plantas en gran medida. De modo que si nos interesa tener plantas de tamaño reducido, elegiremos macetas pequeñas y, si nos conviene moverlas de un espacio a otro, podemos hacerlo generalmente sin problemas. En el caso de que plantemos nuestras semillas directamente sobre el suelo, será imposible controlar el proceso de crecimiento de nuestras plantas, pero no deberemos preocuparnos normalmente de transplantarlas cuando crezcan de tamaño.

  • Hidropónico: técnica usada para cultivar plantas empleando disoluciones minerales en agua en lugar de suelo agrícola. La ventaja de este método es que proporciona el máximo control sobre la cantidad de nutrientes que reciben las plantas, éstas reciben las condiciones nutricionales perfectas. No obstante, este medio requiere más conocimientos que el cultivo en tierra, por lo que sólo debemos llevarlo a cabo si tenemos bastante experiencia. Los errores en hidro se pagan caro, pero si lo llevamos a cabo bien, obtendremos cosechas abundantes en poco tiempo. A través de soluciones alimenticias configuradas a partir de abonos y aditivos, aportamos a la planta los nutrientes que necesita durante todas las fases de su vida.

  • Coco: es un sustrato orgánico que proviene de los frutos de los cocoteros y tiene una estructura parecida a la de la tierra pero más aireada, lo que le aporta un equilibrio ideal entre el oxígeno y el agua. Lo que tiene en común con el sistema hidro es que es un medio inerte y sin sustancia ni alimento, que deberá fertilizarse con cada agua de riego. Tendremos que controlar continuamente los niveles de EC y pH. Es, en definitiva, un medio intermedio entre el sustrato y los sistemas hidropónicos, ideal si queremos empezar a iniciarnos en el cultivo hidropónico.

Según el tipo

Los fertilizantes también pueden clasificarse en función de si son alimentos base o complementos nutricionales para las plantas.

  • Alimento base: son abonos líquidos o sólidos que se emplean durante todo el ciclo de crecimiento y/o floración y que, como su propio nombre indica, actúan como alimento base para las plantas aportando todos los nutrientes que necesitan para su correcto desarrollo. Si queremos conocer los fertilizantes específicos para cada ciclo, debemos leer el apartado clasificación de fertilizantes “Según la etapa” en el que se especifican las necesidades concretas de los cultivos en función de la fase vital en la que se encuentran.
  • Vitaminas y hormonas: son sustancias no sintetizadas por el organismo que intervienen como catalizador en las reacciones bioquímicas provocando la liberación de energía y que son indispensables para la vida de las plantas. Aceleran su crecimiento, mejoran los procesos de intercambio de energía y favorecen el desarrollo de las raíces. Las vitaminas y hormonas son compatibles con el uso de fertilizantes base.
  • Engorde y resina (PK y carbohidratos): los boosters PK contienen los dos elementos fundamentales para la fase de floración como son el Fósforo (P) y el Potasio (K). Se utilizan para potenciar el crecimiento de las flores y una floración explosiva durante la fase de engorde de la planta (quinta semana de floración). Los carbohidratos son importantes porque ayudan a construir las paredes de la estructura celular. Dotan de fuerza y firmeza a nuestras plantas.
  • Estimuladores: son compuestos de vitaminas, aminoácidos, extractos de algas o de plantas, ácidos orgánicos, etc, que estimulan el metabolismo de la planta y ayudan a asimilar los nutrientes. Un estimulador de floración ayudará en la formación de flores, mientras que un estimulador de raíces favorecerá el desarrollo radicular y se utilizará en las dos primeras semanas de crecimiento de la planta o cuando hayamos efectuado un trasplante de las mismas.
  • Calidad del agua (pH y EC): el pH de la planta debe situarse entre los valores 6'2 y 7, dependiendo si se encuentran en el ciclo de crecimiento y floración. Niveles altos de pH o ácido suponen carencias graves de Hierro, en cambio los niveles bajos de pH o alcalino generan faltas de Fósforo, Calcio y Magnesio. Para corregir los valores de pH añadiremos pH+ o pH- al agua de riego.El EC indica la cantidad de salinidad que contiene en el agua. Estas sales son fundamentales para la salud de nuestra planta, sin embargo, un exceso de las mismas evitaría que ésta absorba los nutrientes de los fertilizantes y el riego, pudiendo llegar a saturar nuestro cultivo. Debemos añadir o restar EC para alcanzar un nivel adecuado en el agua de riego.

No debemos preocuparnos si no somos muy expertos en el cultivo, ya que la mayoría de los productos de la tienda Univerd contienen indicaciones en las que se especifica para qué sirve el fertilizante y en qué fase debe emplearse. Muchas marcas también ofrecen tablas de cultivo que son de gran utilidad si queremos conocer con mayor detalle qué cantidad, con cuánta frecuencia, en qué momento debemos aplicar el producto y con qué otros abonos y aditivos pueden combinarse. Lo más importante es elegir un fertilizante de calidad y utilizarlo adecuadamente, ya que sobrefertilizar nuestra planta puede ser un fallo grave, difícil de revertir.

Las mejores marcas de fertilizantes en Univerd

Si necesitas asistencia a la hora de elegir productos para tus plantaciones, no dudes en contactarnos. Estaremos encantados de ayudarte y aconsejarte. Por lo general, no recomendamos combinar fertilizantes y aditivos de diferentes marcas, si no tienes demasiada experiencia en el cultivo de plantas. Así eliminamos la posibilidad remota de duplicar los nutrientes o de generar posibles incompatibilidades entre ellos. Si somos novatos en este sector, será mucho más sencillo para nosotros limitarnos en este sentido, ya que los productos han sido diseñados para actuar conjuntamente con otros de su misma marca y generar grandes resultados. Podemos utilizar abonos de diferentes gamas, si conocemos perfectamente la composición de cada uno de los productos que vamos a combinar y si somos grandes profesionales en la producción.

En Univerd podrás encontrar el catálogo completo de las marcas de fertilizantes y aditivos más populares para tus cultivos en exterior e interior: Top Crop, Canna, Biobizz,Hesi, Atami, Grotek, Plagron

¡Encuentra los fertilizantes más populares en tu tienda favorita, Univerd!

Accept

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.